Calidad de vida ecosistema para exportar


El estado cuenta con los espacios ideales para crear, desarrollar negocios y tecnologías en entornos más favorables para profesionales



Calidad de vida ecosistema para exportar 
Por Aarón Rosado
El Institute for Economics and Peace en su Índice de Paz México IPM 2017, coloca a Yucatán en primer lugar con valores similares a Nueva Zelanda y lo identifica como un lugar con las condiciones para la calidad de vida y desarrollo económico y social.
Desde esta perspectiva el estado cuenta con los espacios ideales para crear, desarrollar negocios y tecnologías en entornos más favorables para profesionales, no solo de tierra maya sino de otros colegas que pueden sumar sus expertise y generar negocios que le trabajen al mundo desde Yucatán.
Lo interesante del estado, no sólo es el índice de paz, sino calidad de la misma, ya que destaca en el rubro de paz positiva, el resultado de actitudes, instituciones y estructuras que crean y sostienen a las sociedades pacíficas, a diferencia de la paz negativa que sólo significa: ausencia de violencia. Este dato nos lo  compartió José Carlos Espinoza Lanz, encargado del programa de  acompañamiento y mentoría del colectivo Kybernus Nacional, especialista en la cultura de la paz.
Entiendo esto, esta condición representa un valor agregado que ayuda a que una startup o emprendimiento viva más tiempo que en otros punto de México, porque los emprendedores tienen la posibilidad de generar proyectos que abonan a mejorar esa calidad de vida, por ejemplo nuevas tecnologías.
Mientras en Silico Valley un espacio de cowork puede costar 500 dólares mensuales mientras que en Mérida el promedio son mil pesos o aprovechar espacios gratuitos, lo que permite que los emprendedores puedan hacer un mínimo de inversión en el tema de sus sedes y apostar más a la creación.
La paz fomenta que el talento se pueda desarrollar mejor y atraer más talento y aunque Silicon Valley sigue están en los primeros lugares de ecosistema emprendedor, otros sitios del mundo como Yucatán también ofrece entornos favorables para crear proyectos que aportan a la calidad de vida de la gente no solo del estado, el país sino también que se puede exportar.
Para muestra, Mérida desde hace siete años, es la sede del Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto, la cual enfoca sus recursos y esfuerzos a emprendimientos sociales que se detectan desde del estado y comienzan a negociarse en la capital yucateca para luego desarrollarse a un nivel global. El FLII es una de las plataformas de desarrollo y justo se instaló en  tierra maya por su paz positiva para generar negocios de beneficio económico y social.
Juntos podemos sumar e integrar talento. Yucatán ha registrado una migración sostenida en el periodo de 2010 a 2015, de personas de 50 a 64 años procedentes del Valle de México, Cancún y Aguascalientes, pero sobretodo de Ciudad del Carmen y Villahermosa impulsados por dos factores: desempleo e inseguridad.