Tendencias de consumo, desafían lo establecido


TrendWatching propone cinco tendencias de consumo para este año



Tendencias de consumo, desafían lo establecido
TrendWatching propone cinco tendencias de consumo para este año

¿Innovar o morir? Es la gran pregunta que apremia desde sectores económicos y sociales cuando se trata de trascender y lograr impactos financieros y sociales. En ese camino cada quien busca sus respuestas y en el proceso existe información de consultoras y grupos de investigación que aportan al tema y son herramientas al momento de tomar decisiones.
TrendWatching (observatorio de tendencias) detectó  cinco tendencias de consumo en Latinoamérica y presenta sus análisis con retos para todas las industrias y la sociedad misma: Marcas disruptivas, Igualdad e inclusión (ecualización); Built – in brands (marcas integradas); Batalladores emergentes y capacidad de captura. 
La primera relativa a Marcas disruptivas, se refiere aquellas que se atreven a redefinir su propio sector y hasta las reglas en las que opera y el primer paso para enfilarse a esa tendencia,  es reconocer su propia vulnerabilidad en el mercado, aprender de ello y asegurarse de estar a la altura de las expectativas cambiantes. Actualmente este modelo desafía la tradición y la escala de marcas establecidas, generando empresas que ofertan productos económicos, ofrecen modelos más sencillos y eficientes y cuidado la experiencia del consumidor.
La segunda tendencia, Ecualización, atienden al problema de representatividad de ciertos sectores, que no es un problema nuevo y la insatisfacción es casi generacional. En este sentido este año, Trendwatching, señala que las empresas apuntarán más su alcance a proponer productos, servicios, campañas y experiencias que atiendan a estos grupos, con medidas que pueden ser desde políticas internas más flexibles para todos los grupos y hasta medidas especiales de inclusión de personas con discapacidad. Para ellos, saberse respetados, sentir confianza y seguridad, será traducido en fidelidad aquellas marcas empáticos con su condición.
La tercera tendencia, marcas integradas (Built- in brands), se refiere aquellas marcas, que innovan, tomando en cuenta los canales y estructuras existentes, buscando nuevas maneras creativas de ofrecer más a sus clientes y sin invertir demasiado. Ejemplo: una marca de zapatos en Sudamérica, intervino paradas de autobuses y las transformó en aparatos de gimnasia para promover ejercicios físicos entre la población mientras la gente esperaba el transporte, sorprende, es divertido y útil.
La cuarta, es relativa a lo que llaman Batalladores Emergentes, hombres y mujeres, que emprenden diferentes proyectos para generar ingresos, pero que no se limitan a la ayuda de empresas, organizaciones civiles o gobiernos, sino que aprovechan la tecnología para que herramientas como su celular, puedan ser una oportunidad para generar valor, por ejemplo los pagos móviles ha hecho accesible este servicio para que cualquier persona venda o compre productos o servicios. Ejemplos: En México, se lanzó el espacio de co-working NUMA, financiado mediante crowdfunding y que da acceso a una aceleradora de startups y a una comunidad de emprendedores de forma gratuita. 
La quinta tendencia, Capacidad de captura, a llegar a un mercado de consumidores conscientes de los modelos de negocio derrochadores y que esperan que todas las marcas utilicen sus recursos de la manera más eficiente posible para provocar impactos positivos al mundo y lograr que los clientes compren o consuman productos “libres de culpa”.
¿Qué tal aprovechar para hacer una donación de alimentos mientras pide una pizza? De esto trató la iniciativa del Banco de Alimentos cuando creó el Reverse Delivery en São Paulo, en mayo de 2016.